Marcas. Originalidad como Elemento Clave en el Registro.

Actualizado: 22 abr

Marcas Originalidad como Elemento Clave en el Registro.


Es una constante en nuestro ejercicio como abogados de empresa, que se nos presenten emprendedores en busca del registro de su marca. Muchas de las marcas que nos presentan lamentablemente resultan inviables para un trámite de registro. Las razones por las que una marca es inviable para un proceso de registro son diversas, pero en la gran mayoría de los casos, la falta de originalidad resulta ser la principal causa.


¿Qué entendemos por originalidad en el ámbito marcario? Simplificándolo, la originalidad en una marca es el elemento creativo que le concede la cualidad diferenciadora volviéndola única en el giro donde distingue determinados productos o servicios. Un ejemplo de lo anterior lo es nuestra propia marca. Bespoke es una palabra que dentro del ámbito jurídico no tiene una relación directa con brindar servicios legales, por el contrario, al ser una palabra cuyo significado es “hecho a la medida”, el registrarla y usarla dentro del giro de servicios legales, le otorga su originalidad, además de que ningún otro despacho jurídico en México la registro o uso antes que nosotros. Por el contrario, si usamos la palabra Bespoke o incluso su traducción “hecho a la medida” en un giro de moda, podemos estar bastante convencidos de que ya existirán marcas dentro del mercado que lleven consigo dicho nombre e incluso, a partir de una búsqueda fonética confirmamos la existencia de por lo menos 9 registros de marca que llevan el nombre Bespoke dentro de la clase correspondiente a prendas de vestir, calzado y artículos de sombrerería. De este ejemplo podemos ver que la originalidad emerge de varias consideraciones, de las cuales consideramos que estas dos son las más relevantes:


  1. Alejarse de los términos genéricos o comunes del mercado y de cada giro. Ejemplo: será muy común encontrar adjetivos que apelen a la belleza en marcas relativas a joyas, por lo que deberíamos evitar utilizar palabras como: bonita(o), hermosa(o), bella(o), linda(o), etcétera. Otro ejemplo, se debería evitar utilizar la palabra estilo para marcas relativas a prendas de vestir, ya que es un término genérico que se usa en múltiples marcas del giro.

  2. Utilizar palabras creativas. Atendiendo a esto, tenemos varias opciones podemos inventar una palabra (Dentalix, marca de servicios dentales); podemos utilizar una palabra que no tiene nada que ver con el giro en el que se usará la marca (Bespoke, marca de servicios legales); podemos utilizar una frase creativa (Cuidado con el perro, marca de prendas de vestir). Como se puede ver, el límite está en la creatividad de cada emprendedor.


¿Cómo afecta la falta de originalidad en el registro de una marca? La falta de originalidad en una marca que se pretende registrar trae consigo varios problemas. Uno de estos problemas consiste en que el IMPI pueda considerar que la marca propuesta para registro resulta semejante en grado de confusión con alguna otra que ya se encuentre registrada, justificando de esta forma un impedimento para otorgar el registro de la marca. Otro problema de las marcas poco originales es la dilución. La dilución puede ocurrir en aquellas marcas que no son registradas o aquellas que por cualquier motivo lograron de forma excepcional obtener su registro (un registro con potencial riesgo de ser invalidado). La falta de originalidad en estos casos puede llevar a que la marca se diluya en el mercado, lo que quiere decir que el reconocimiento de la marca por parte de los consumidores resultará prácticamente imposible. Lo anterior en virtud de que habrá muchas otras marcas que se parecen a la marca poco original, perdiéndose así el propósito de tener una marca, toda vez que no se logrará obtener la imagen diferenciadora que indicará al consumidor que determinado producto o servicio proviene de la empresa titular de la marca, pues el consumidor entenderá que todas las marcas que se le parezcan están vinculadas entre sí y por tanto, será imposible que el consumidor relacione e identifique la calidad de un producto o servicio con una empresa en específico.


¿Qué se puede hacer para dar originalidad una marca? Esto es sencillo y a la vez complejo. Es sencillo porque lo único que hay que hacer es formar una marca con características originales que no sean iguales a ningún otra en el mercado. Es complejo porque no todos los empresarios tienen esa cualidad creativa que les permita otorgar características originales a sus marcas. Siempre hay soluciones. Una buena solución es asistirse de personas expertas que faciliten su creatividad en la formación de nuestras marcas. Para aquellos que van empezando y no tienen idea de cómo lograr la originalidad en su marca, acérquense con algún profesional o empresa que se dedique al naming, para que a partir de compartirle la visión, misión, principios y valores de su empresa, su historia y demás, les propongan diversos nombres que puedan funcionar para denominar a su marca. Si ya cuentan con un nombre, pero les falta una imagen gráfica (un logotipo), acérquense con algún profesional o empresa dedicada al diseño gráfico, ellos con la información que le proporcionen, les crearán de cero un logotipo 100% original, que seguramente no tendrá problemas para su registro.


Deseamos este artículo haya sido de su agrado y sirva como soporte para que puedan empezar a generar marcas llenas de originalidad y que sin duda tendrán mayor éxito al momento de solicitar su registro ante el IMPI.

 

Copyright ©️ 2022 Bespoke - Todos los derechos reservados




8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo